El “Bolso” fue mucho más que el “Ciclón”, con un gol de Matías Zunino (10m.) y otro de Bergessio (54m.), cumpliendo con la “ley del ex”, revirtieron la historia. Con este resultado, los charrúas clasificaron a cuartos de final por el gol de visitante logrado en el partido de ida disputado en el Nuevo Gasómetro.

San Lorenzo recibió hoy un duro golpe al quedar eliminado como visitante ante Nacional de Uruguay, que lo venció 2-0 justificadamente para darle vuelta la serie y avanzar a los Cuartos de Final de la Copa Sudamericana.

Tras el 3-1 a favor de San Lorenzo en la ida, el “Bolso” lo dio vuelta con sus jugadores de experiencia gracias a los goles de Matías Zunino -a los 11 minutos del primer tiempo- y el argentino Gonzalo Bergessio -a los diez del segundo-, que le permitió avanzar de ronda por el tanto de visitante.

San Lorenzo se quedó con uno menos a quince minutos del final por la expulsión de Bautista Merlini y buscó el tanto de la clasificación, pero no le alcanzó.

“No estuvimos a la altura del partido. Cometimos errores clave y nos vamos de la Copa de esta forma que no nos gusta”, se lamentó Fabricio Coloccini, el capitán del “Ciclón”.

Nacional deberá esperar ahora por el ganador de la llave entre el brasileño Fluminense y el ecuatoriano Deportivo Cuenca para definir su rival en los cuartos.

Con este resultado el “Bolso”, único equipo uruguayo que continúa en la Copa Sudamericana, mantiene su invicto como local en torneos internacionales, con siete partidos al hilo sin conocer la derrota.

El encuentro comenzó parejo pero con una mayor iniciativa de los dirigidos por Alexander Medina, que a los 6, gracias a un error en la salida de San Lorenzo, tuvieron la primera llegada al arco; el tiro de Bergessio pasó a centímetros del palo derecho.

Tan solo un minuto después llegaba la primera ocasión de peligro del “Ciclón” con un remate de Rubén Motta que también se fue afuera.

Pero la apertura del marcador no demoró. Una jugada de contragolpe a los 11 terminó con la pelota sobre el pecho de Matías Zunino, quien empujó el balón tras aprovechar el rebote de un tiro de Bergessio que pegó en el palo.

Tras el gol, el “Bolso” aumentó la presión, manteniendo al equipo de Claudio Biaggio metido en su propia cancha y sin espacios para moverse con comodidad.

Lo más peligroso del “Ciclón” pasó por un par de subidas por izquierda de Pablo Mouche, mientras que su goleador Nicolás Blandi, quien había estado en duda hasta último minuto tras una recuperación por lesión, salió sentido a los 37.

Sobre el final de la primera mitad, y tras el cambio de Blandi por Alexis Castro, el partido se equilibró, con San Lorenzo un poco mejor parado en la cancha, aunque la última jugada volvió a ser para Nacional, cuando Bergessio quedó solo frente al arco pero no pudo concretar.