El análisis posterior del documento presentado por el Gobierno de la estimación económica para el próximo año arroja luz sobre los puntos más oscuros que van en detrimento de la región. Recorte para asignaciones y jubilaciones futuras.

Luego de unas horas de que el Gobierno Nacional a través de su Ministro de Economía Nicolás Dujovne diera a conocer el proyecto de Presupuesto 2019 que se deberá debatir en el Congreso de la Nación, comenzó el análisis fino sobre los números y sus consecuencias.

Puntualmente, los patagónicos percibirán cambios en el pago de jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares, algo que en la previa sería modificado por decreto pero, previa negociación con los Gobernadores de la región, se reformuló y se incluyo en la llamada Ley de leyes.

Según el proyecto, para las nuevas jubilaciones y pensiones de la Región Patagónica que se realicen a partir de ahora, el diferencial por zona desfarorable pasará de 1,40 a 1,20 y con un tope equivalente a dos haberes mínimos. Además, se prevé también un ajuste para los nuevos beneficiarios de asignaciones familiares, con un tope en los adicionales del 30%, es decir alrededor de un 10% menos que en la actualidad. 

“El Poder Ejecutivo avanza nuevamente sobre las asignaciones familiares de los patagónicos; lo que no lograron por decreto lo están tratando de incluir escondido en el presupuesto”, aseguró el senador chubutense Mario Pais (FPV), quién además adelantó que no votará el proyecto.

Por su parte, el diputado rionegrino Martín Doñate presentó un Proyecto de Ley para que el 40% por zona austral sea Ley y “no se permitan los atropellos de parte de la Administración Central hacia los patagónicos. Estamos con mucho dolor y mucha bronca al confirmar el recorte de la zona austral en la Patagonia”, según expresó.